Make your own free website on Tripod.com

Como preparo mis canarios para la cría

Autor: Horacio Pose  ACTA 043

Los canarios hace aproximadamente 300 años que se crían en cautiverio, por lo tanto han ido modificando los instintos naturales que poseían en su estado de libertad. Para obtener buenas pichonadas es necesario ayudarlos a despertar en buena parte los instintos paternales sin hacerles perder su mansedumbre. En la elección de reproductores hay que tener en cuenta además un óptimo estado de salud y un buen plumaje, que sean mansos y dóciles para esto hay que introducir en forma cotidiana las manos en la jaula con movimientos suaves agarrándolos o simplemente acariciándolos al poco tiempo no van a creer la confianza que le van a dispensar los pájaros hasta van a llegar en algunos casos a comer de su mano, siempre manejándose sin relojes, anillos u otro elemento que desconcierte la atención de los canarios también es conveniente mientras permanezca en el criadero tener un guardapolvo a mano para que ellos lo vean y lo reconozcan por la ropa también.

En mi caso antes de formar los casales realizo un lavado previo de las paredes del criadero utilizando lavandina, posteriormente procedo al lavado de las jaulas con una hidrolavadora que me da mucho resultado en mi caso porque puedo lavar muchas jaulas y se gana mucho tiempo, también lavo perchas, palos, vasos y los nidos que voy a utilizar.(aprovecho este momento para reemplazar algunos gorros que terminaron muy estropeados el año anterior).

Una vez que tengo todos los implementos lavados y desinfectados voy poniendo los machos en cada jaula en forma individual, le corto 2,5 cm. la cola para evitar que la canaria se la arranque haciendo nido y para facilitar la copula en el nido o rejilla, también recorto las plumas de alrededor del botón, no las que corresponden al plumerillo del mismo sino las del vientre y costados para evitar que alguna suciedad impida la fecundación correcta también les doy un primer baño con insecticida para prevenir futuras infecciones de piojillo o ácaros en la cría, a partir de ese momento paso a alimentar con alpiste y manzana a los machos únicamente, también le suministro vitamina E, mediante un tratamiento adecuado durante 15 días a los machos solamente le voy aumentando la cantidad de horas de luz en media hora cada 5 días o sea que los últimos cinco días van a tener una hora y media más que la natural, con esto y con la alimentación pobre en grasa vamos a lograr que los machos en su casi totalidad estén en celo y listos para ayuntar. Paralelamente a esto preparo las canarias a las cuales las mantengo en las voladoras en una cantidad de 10 a 12 por habitáculo pero a estas si les suministro una vez por día pastón y pongo a su disposición recipientes con conchilla, carbón vegetal y minerales. Las alimento con mezcla y también mediante tratamiento adecuado en el agua de bebida doy algún complejo vitamínico A D3 E, en las voladoras y después de hacerlo con los machos les realizo un primer baño insecticida a las hembras. En lo que respecta a la luz, las mantengo con iluminación natural hasta el momento de formar las yuntas, no antes, en mi caso lo hago fácilmente porque mi criadero tiene forma de "L" no tengo más que colocar las voladoras en la parte que quiero dejar a oscuras, pero quien no tenga esta posibilidad debe tomarse el trabajo por la tarde de cubrir las voladoras y descubrirlas por la mañana, algo que seria mejor es colocar las hembras en otra habitación ya que el canto de los machos influyen para que estas se aceleren demasiado.

Llegados los primeros días de septiembre y después de haber revisado los machos, si estos tienen un botón prominente y lo mismo las hembras que comienzan a arrancarse las plumas y entubarse, procedo a formar las parejas colocando las jaulas de las hembras que van a compartir un mismo macho en forma vertical a su vez voy completando un registro con todos los datos de las parejas que ubico en cada jaula, esta tarea la realizo en dos o tres días, finalizado este tramite vuelvo a bañar nuevamente con insecticida todo el plantel. Respecto a la luz le dejo una hora más que la natural, algunos criadores encienden la luz también por la mañana, este no es mi caso particular ya que yo opino que el exceso de luz provoca abandono de nido, se pican entre pichones y cansancio de las canarias para las ultimas crías.

En lo referente a los machos que utilizare con más de una canaria, trato que estas sean dos y a medida que se van echando los paso con otras canarias y desde que formo los casales los dejo medio día con cada una, de esa manera el macho no se encasala evitando feroces peleas con resultado de huevos blancos o pájaros lastimados, a partir de ese momento comienzo a alimentarlos con mezcla de semillas compuesta por alpiste, mijo y colza, estos últimos con proporciones pequeñas, les mantengo permanentemente un vaso con conchilla y les doy mientras están en postura una hoja de verdeo pequeña por día también pongo a su disposición pasta, el mismo que suministro en la cría.

Generalmente para su preparación agrego un huevo duro y humedad a gusto buscando el punto justo mediante una procesadora.

Una vez colocados los nidos en cada jaula y observando las canarias coloco a las más inquietas hilachas o sea a medida que van comenzando no les hago faltar material para el proceso de nidificación que es importante ya que las canarias desarrollan instintos naturales y evitamos que desplumen a los machos buscando material para el nido y a veces los estropean tanto que quedan inutilizados para la mitad o toda la temporada de cría, continuando con la nidificación vamos a notar que una vez que la canaria construye el nido tenemos que alcanzarle algunos trozos de algodón o papel higiénico porque empieza a tapizar el mismo, cuanto más cilíndrico y profundo sea este mejor, comprobaremos el tapizado en el fondo donde va a depositar los huevos, si logramos esta construcción estamos en presencia de una muy posible buena madre, si la canaria no es activa en este periodo y no construye nido hay que poner atención en la incubación y cría es más posible que fracase en alguno de estos periodos. En aproximadamente 15 días vamos a notar que la mayoría de las hembras están en postura en mi caso tengo dos bandejas con divisiones donde voy colocando día a día los huevos a los que reemplazo por artificiales hasta que la canaria realiza la postura completa (generalmente el ultimo huevo es distinto a los restantes). Debemos asegurarnos que la canaria esta echada para devolverle los huevos reales, digo esto porque en las primeras posturas las canarias no tienen bien desarrolladas las placas febriles y entran y salen del nido o a veces se echan y no calientan bien los huevos los primeros dos o tres días por eso en las primeras sacas los nacimientos se atrasan mucho, también muchas veces las canarias abandonan el nido y nosotros tiramos los huevos porque están blancos y es en realidad que la canaria estuvo echada varios días sobre ellos y no los calentó con la temperatura apropiada.

Es conveniente realizar mediante una linterna chica con haz de luz concentrada el miraje de los huevos para comprobar la fertilidad de los mismos y ver si podemos utilizar esos machos con otras hembras o esperar un poco más. Un día antes de la fecha de nacimiento debemos producir un poco de humedad en el criadero que generalmente se realiza mediante la colocación de un recipiente con agua sobre el calefactor o sobre un calentador, también se puede levantar la canaria, siempre de día, antes del nacimiento y rociar con agua tibia toda la nidada. A los catorce días promedio, porque en las primeras sacas tardan un día más y en las últimas un día menos, se produce la rotura del cascaron y nacen los esperados pichones, yo tengo por costumbre echar las canarias por la noche y la mayoría de los pichones nacen de madrugada o a la mañana teniendo la canaria tiempo de limpiarlos, observarlos y ensayar en el caso de primerizas las primeras regurgitaciones antes que la sorprenda la noche. Mucho he leído y es mejor que no los alimente ni bien nacen para que terminen la digestión del alimento que traen consigo del huevo, pero personalmente me quedo más tranquilo cuando veo el calostro en el buche de los pequeños. Algunas veces vamos a ver los pichones con el plumón de la cabecita pegoteado durante más tiempo del usual luego del nacimiento esto demuestra la inexperiencia de la madre en la alimentación que con el correr de las horas se normalizara y seguro que será una buena madre. Otras canarias tardaran mucho en comenzar a alimentar los hijos hasta dos o tres días, antes de retirárselos debemos recurrir a todos los métodos para que sea ella la criadora, una técnica que resulta es colocar el palito más cercano al nido a unos cuatro centímetros separado para que cuando la canaria tenga que ingresar al nido deba saltar y el movimiento que produce el nido por el peso de la canaria hace que los pichones se despierten y levanten sus picos abiertos, evitando que la canaria ingrese al nido sin despertarlos y a medida que los pichones crecen debemos acercar nuevamente el palo para que no caigan al piso cuando piden comida.

Es conveniente ayudar a embuchar los pichones por la mañana y por la noche si la hembra no los llena bien antes de apagar la luz, hay productos para embuchar muy buenos que nos simplifican el trabajo de preparación. También se puede incentivar a la madre colocando el macho sino lo tuviera o retirárselo en caso de que estuviera presente cuando se produce el nacimiento, una vez que comienza a alimentarlos la canaria yo acostumbro dejarla sola con los pichones hasta los cinco o seis días, luego se le da paso al macho para que colabore si este resulta un buen padre, hago esto debido a que los machos generalmente dan grano y los primeros días necesitan una alimentación un poco más procesada siendo la madre la que posee la hormona Prolactina (generación de leche y estimulo maternal) En forma rápida vamos a observar el crecimiento de los pequeños y como van transformándose de pichón a pájaro y a su vez su emplumado y a comenzamos a notar diferencias entre ellos (machos, hembras, intensos, nevados, etc.) hasta que llega uno de los momentos más críticos y donde los canaricultores debemos valernos del ingenio para superar este trance que es cuando los pequeños están listos para abandonar el nido y la madre o el padre a veces esperando el momento para desplumarlos, muchas veces se han perdido pichones importantes debido al sangrado (ojo los criadores de canelas e isabelas pasteles estos se desangran con más facilidad que los otros) que producen el arranque de las plumas en crecimiento y otras veces estas plumas no vuelven a crecer bien por lo tanto estos pichones no pueden llegar a competir jamás como es en el caso de los mosaicos por ejemplo.

Lo que yo normalmente trato de hacer, es colocar la reja divisoria antes de que los pichones salgan del nido, para que se entienda entre el palo y el nido, alejando unos tres centímetros el palo de la división, de esta manera los pichones van acostumbrándose a acercarse a la división a pedir comida al cabo de dos o tres días les retiro del nido y los dejo en el piso colocando una tablita en la parte inferior de la división de unos tres centímetros de alto por lo que tenga de fondo la jaula para que los pichones sigan pidiendo comida ahora por encima de esta madera que les servirá de defensa contra el picaje de los padres hasta que comiencen a comer paston solos. Una vez que comienzan a comer solos los paso a una jaula de cría con un macho que puede o no ser el padre y los tengo aproximadamente una semana antes de pasarlos primero a media voladora y luego a voladora entera donde coloco 18 a 20 pichones por voladora, teniendo en cuenta que estos sean de la misma edad, los alimento con mezcla y pasta dos veces por día fresco y racionado, también dos veces por semana les pongo las bañaderas y los saco al sol, esto voy haciéndolo a medida que se van produciendo los destetes en forma paralela las madres van realizando las siguientes posturas que generalmente no son tan efectivas como las primeras ya que hay muchos huevos sin galladura porque muchas veces los machos se abocan a la crianza y no fecundan. Por mi parte esto no me preocupa tanto, trato que se críen bien los pichones y si hay que tirar una postura intermedia no es nada porque a la siguiente arrancan muy bien nuevamente yo creo que dos sacas buenas es mejor que muchas porque se preservan mejor los adultos.

Entre cría y cría desinfecto las jaulas y los padres contra piojillo también fumigo las voladoras cada 10 días como prevención. Una vez finalizada la cría, aproximadamente por diciembre, voy poniendo los adultos en voladoras con baño diario y sol, suministro vitaminas, calcio, minerales y aminoácidos y antes de comenzar a apartar pichones vuelvo a lavar con la hidrolavadora todas las jaulas e implementos utilizados durante la cría, también paredes, perchas y pisos y pinto las paredes con látex antihongos.

Este es mi manejo desde aproximadamente un mes antes de la cría y hasta el final de esta.

Me sentiría muy orgulloso si alguno copiara este sistema de manejo o simplemente si algo de lo expuesto puede ser beneficioso, la canaricultura nos muestra cosas todos los días en nosotros esta saber seleccionar las buenas o las que nos pueden servir.

________________________________________________________________

Autor: Horacio Pose

VOLVER A LA PÁGINA ANTERIOR